Girls Escorts BCN

Chicas escorts de barcelona

ecorts-en-madrid
sexo

¿Qué nos excita tanto de los tríos?

Cierto. Hay algo de obvio en la respuesta a esta pregunta. ¿Qué nos excita tanto de los tríos? Pues que son tríos, justamente.

Que se trata de tres personas en una misma cama (o club, o sala de fiestas… da igual el lugar) entregadas íntima y apasionadamente a darse placer. Con escorts en Madrid la experiencia aún gana en intensidad, incluso, porque estas lindas y expertas jóvenes son la clave para acceder a un placer supremo. Su entrega, su belleza, el conocimiento de los ritmos y fases de una experiencia así… hacen que el momento sea aún más memorable. Quien ha tenido la suerte de hacer un trío con escorts en Madrid sabe de qué hablamos. Es una delicia que apetece, mucho, repetir. Y muy pronto.

Pero ¿son sólo los hombres, los que fantasean con la idea de acostarse con dos bellezas a la vez? ¿Qué elementos hacen que esta idea nos parezca tan sumamente tentadora?

Las mujeres también suspiran por un trío

Hacer el amor con dos hombres es algo que muchas mujeres tienen en mente. Como fantasía. como situación caliente que consultan una y otra vez al mirar porno, pero también como algo que ansían hacer realidad. Así no son sólo los hombres los que recurren a servicios de escorts en Madrid sino que las féminas también usan estos servicios para llevar a la práctica sus fantasías más íntimas. Dos escorts, o un escort y su pareja, y la fantasía pasa a materializarse en un ardiente momento que quizás repitan. Según recientes estudios sobre sexualidad y género, cada vez son más las mujeres que recurren a servicios de escorts y no dudan en explorar sus deseos más oscuros. Los tríos no iban a quedar fuera de este escenario.

 

Lo que nos excita sobremanera cuando se pronuncia la palabra “trío”

El cabello de la nuca se eriza cuando una situación así se plantea. Además de la excitación propia del trío, de esas tres personas compartiendo aliento y deseos en una misma habitación, hay otros factores:

  • Transgresión. Dejar de lado las ideas del amor romántico y la moral y pisar un  terreno que es “peligroso” y desconocido, hacer algo que no todo el mundo se atreve a hacer.
  • Voyeurismo. Cuando el trío se hace en pareja son muchas las personas que se excitan muchísimo al ver cómo su pareja es penetrada por otra persona, al ver cómo su chico está teniendo sexo con una mujer mientras comparte con su pareja miradas llenas de intenciones. Cuando no se hace con la pareja, el trío sigue teniendo un componente voyeur: si a todos nos excita ver porno, gente teniendo sexo con otra gente, verlo en vivo y poder intervenir es aún más ardiente.
  • Posibilidad de doble penetración. En un trío hay muchas más prácticas que se pueden hacer que cuando se hace sexo en pareja. Una de ellas es la doble penetración, que puede tener un componente de humillación que aún la hace más excitante. Y aunque no se trate de una gang bang, acciones parecidas al bukkake o un 69 extendido (incluyendo a más miembros en el sexo) son posibilidades muy interesantes para explorar.

En compañía de escorts es quizás más sencillo llevar todo este universo de placer a cabo, sin que haya complicaciones con amigos, pero de todos modos está claro que el sexo a tres es tan excitante para hombres como para mujeres. ¿Te has lanzado ya a esta práctica? No dudes en dejarnos tus comentarios.